AL MOMENTO

TRABAJA ESTADO EN SOLUCIÓN DE CONTAMINACIÓN DEL RÍO TIJUANA


 

La Secretaría para el Manejo, Saneamiento y Protección del Agua en Baja California (SEPROA) participó, junto con autoridades del ámbito nacional y estadunidense, en acciones para atender la problemática de contaminación en el Río Tijuana. 

 

Así lo informó el titular de la SEPROA, Francisco Alberto Bernal Rodríguez, detallando que se trata de un esfuerzo conjunto entre México y Estados Unidos donde participan dependencias como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT),Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), Comisión Estatal del Agua (CEA), Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT) y Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) por el lado mexicanos, así como la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) y el Banco de Desarrollo de América del Norte (BDAN), por parte de Estados Unidos. 

 

El Secretario señaló que, en reunión con Marina del Pilar el pasado lunes 22 de noviembre, el Embajador de los Estados Unidos en México y el Administrador de la EPA, planteó recientemente las acciones que se han identificado para coadyuvar a solucionar la problemática por la presencia de flujos transfronterizos de aguas residuales que están afectando significativamente a la región de Tijuana-Imperial Beach-San Diego; asimismo, que se cuenta con 300 millones de dólares para ser invertidos en territorio nacional. 

 

Francisco Alberto Bernal recordó que el Acta de Implementación del T-MEC señala, en su sección 821, que la EPA en coordinación con entidades públicas elegibles, realizará en la cuenca del Río Tijuana en territorio estadounidense, la planificación, diseño, construcción, operación y mantenimiento de obras de alta prioridad para tratar aguas residuales (incluidas las aguas pluviales), fuentes difusas de contaminación y asuntos relacionados resultantes de la transferencia internacional de caudales de agua originados en México. 

 

  

Para dar cumplimiento a ello, dijo, la EPA realizó un estudio de alternativas para identificar proyectos en su país que evitarán el flujo de aguas crudas transfronterizo y ha manifestado que dentro de las alternativas más factibles de realizar se considera, en una primera etapa, la ampliación de la Planta Internacional de Tratamiento de Aguas Residuales (PITAR) al doble de su capacidad actual para tratar el agua residual mexicana que cruza a territorio estadounidense. 

 

Además, se realizarán mejoras a la infraestructura de saneamiento y el reúso del agua residual tratada de las plantas La Morita y Arturo Herrera.  

    

“Tanto CONAGUA como la CILA han definido en el estudio denominado Saneamiento de la Frontera Norte, 15 proyectos prioritarios por un monto superior a los 2 mil 411 millones de pesos que privilegian el mejoramiento de la infraestructura y coadyuvarán significativamente a resolver esa problemática”, señaló.

No hay comentarios.