AL MOMENTO

SERIES, PELÍCULAS O VIDEOJUEGOS CON VIOLENCIA PODRÍAN SER IMITADOS POR NIÑOS

La exposición a contenido violento o agresivo de las series, de las películas, de los videojuegos y hasta la música sí afecta el desarrollo de los niños, sobre todo dependiendo la madurez individual y acompañamiento que le proporcione su sistema familiar.


De acuerdo con Emilio Oscar Nieves Estrada, Coordinador de la Licenciatura en Psicología Infantil de CETYS Universidad, los niños y niñas imitan lo que ven, y podrían asimilar lo que están viendo como comportamiento apropiado, es decir, puede tener una interpretación errónea de la realidad y sobre todo si no existe un filtro que contraste lo que observa.


“Los niños pueden entender qué conductas violentas, de abuso o de agresión, son aquellas que predominan entre las personas y cuáles son las formas ‘adecuadas’ o aceptadas para relacionarse con los demás”, comentó el psicólogo.


Refirió que existen diversos estudios sobre niños que son expuestos a más violencia a través de medios audiovisuales y cómo los infantes tienden a demostrar más pensamientos y comportamientos agresivos. 


“Si bien no es determinante, es un elemento importante que se suma a otros factores socioculturales y ambientales que podrían promover o estructurar conductas y concepciones erróneas, no sólo de la violencia, también de la sexualidad humana, cargada hacia la erotización y desvinculación afectiva de las personas”, expresó. 


Es por ello que existe clasificación en los programas, una guía que sirve para que los padres tengan una idea del tipo de contenido al que van a exponerse: clasificación A, aptos para todo público; B, aptos para adolescentes; B15, para adolescentes a partir de 15 años; C, aptos para adultos, y D, aptos para adultos a partir de las 00:00 horas.


“Esta clasificación, aunque muy general, puede servir como punto de partida, sin embargo, Es muy importante que los contenidos que los niños pasen por el escrutinio de los padres de familia, quién en base a su sistema de valores y creencias, cultura y propia historia podrá, determinar qué es mejor para sus hijos”, puntualizó.


La problemática, indicó el Mtro. Nieves Estrada, es que es complicado la tarea de supervisar o filtrar el contenido que observan los niños y niñas, por la facilidad que existen en los medios de comunicación digital, como el streaming, aunado al poco tiempo de convivencia que pueden presentar algunos padres por la carga de trabajo.


Cabe destacar que, en varios países se han reportado casos donde los niños imitan series como El Juego del Calamar (clasificada para mayores de 18 años), cuyo contenido ha sido polémico por combinar juegos infantiles tradicionales con violencia. 


Este es uno de los programas que los padres tienen que conocer y con base en ello determinar si puede o no verlo su hijo y la supervisión para que comprendan que es ficción.




No hay comentarios.