AL MOMENTO

“LA ÚLTIMA Y NOS VAMOS…”





Adriana Cruz Toledo


Los genios nunca salieron de la botella. Más bien se la empinaron en nueve entradas, o menos, si hablamos en términos de béisbol, el deporte más amado por “Don David” González, quien luego de dos años de arduo trabajo brindó con su abogado y Director  de Cultura Física, Armando Napoleón Peralta en los campos de Otay durante la llamada “Serie de las Américas”.

El torneo ha dado mucho de qué hablar pero no por lo que sucede en el campo, sino por todas las “tracatelas” que se dieron en dos años para la gestión de competencias que nunca se llevaron a cabo. Los innumerables montos que se manejaron para fortalecer el deporte favorito de un personaje que se posicionó a nivel nacional y no por méritos, sino por la incapacidad que demostró al frente del INDE.

“Tic-tac”, el tiempo corre… “Tic-tac”, el tiempo ya se acabó. “Tic-tac”, pasaron dos años que parecían eternos, y eso que querían cinco. “Tic-tac”... brindemos entonces… ¿por el torneo? ¿por la partida? ¿por los extrabases?  ¿por la base de don “Napoleón”?

“Menos mal que lo hicieron con el uniforme guinda que trajeron y no con el azul y amarillo”, parecen decir algunos en tono de broma luego de ver las fotografías en las que fueron captados Peralta y González bebiendo cerveza.

“Es que no era horario laboral, era un fin de semana”, aseguraban en las redes. “¿Por qué tanto escándalo?”, decían otros. “¿Pero por qué se rasgan las vestiduras?” “¿Y si van a hacer del baño también está mal?”, respondieron otros.

Lo cierto es que aunque haya un horario laboral, también hay un horario operativo que no siempre es entre semana y durante un torneo infantil y en un lugar donde, en teoría no se debería consumir alcohol  (y se vende sin problemas) González y Peralta le pusieron “comidilla” a la cerveza, o más bien siguen siendo la comidilla dejando esta humilde o “refrescante” postal para el recuerdo.


Si de recuerdos se trata...

Por el INDE pasaron en dos años innumerables “genios” y “mercenarios de la noticia”, algunos todavía se han visto beneficiados al tener a sus hijos cobrando en la administración del instituto, y seguramente intentarán negociar para seguir con esa tendencia. 

¡Lástima que aún no se pueda cruzar a San Diego! 

Pero más lástima da que ya no hay fútbol americano de la NFL en esa plaza, pues esos mismos que tienen a sus hijos cobrando se tomaron la molestia de acreditar como periodistas de Televisa hasta a funcionarios municipales y los sentaron en el palco de prensa para ver jugar a los Chargers y a los Jets.

Los regidores y directivos no paraban de echar porras, lo cual no está permitido ni en la NFL ni en las Grandes Ligas, de las que tanto se ufana David González por haber tenido ahí a dos de sus hijos, quienes por cierto, por muy “titánicos” nunca hicieron el roster de Serie Mundial.



La “Gustavada” del día

El equipo de David González trajo todo tipo de personajes, desde improvisados hasta “vendehumos”, pero hubo aquellos cuya actitud, la verdad, ha sido una auténtica vergüenza. 

Primero fueron las instalaciones en mal estado. Después fue la presencia de roedores (ratas y ratones en las oficinas); a eso se sumaron los archivos y el mobiliario en mal estado que era prácticamente tirado a espaldas de la Villa Atlética.

Se sumaron sus ausencias, al sólo llegar a checar entrada y salida al CAR y desaparecer durante dos semanas de su puesto de trabajo. Cuando surgía alguna necesidad administrativa por resolver, nadie sabía nada de él.

Cada que sucedía algo que tuviera que ver con su área de adscripción, personal del centro aseguraba que se trataba de una nueva “gustavada”, en honor o “deshonor” de Gustavo Gutiérrez de la Fuente, coordinador administrativo y operativo de la instalación.

Su gestión fue un desastre, nunca dio el ancho. Aún así, todo esto parecería ser pecata minuta en comparación con el hecho de que en la última semana estuvo a punto de llegar a los golpes con personal sindicalizado del instituto.

Fuentes del CAR indicaron que en estas últimas dos semanas, Gutiérrez de la Fuente, se ha dedicado a hostigar y a provocar a personal de mantenimiento y también del área de transporte, ofendiendolos y refiriéndose a ellos de manera déspota y hasta con palabras altisonantes.

“Inclusive ha retado a golpes a empleados, diciéndoles que si son muy machos, salgan a partirse la madre”, comentaron. “Quiere provocar a varios de ellos, hacerlos caer en su juego, y llevarlos entre las patas si caen en sus provocaciones”.

No se sabe si este personaje seguirá en la próxima administración. En estos dos años lo protegieron demasiado por su parentesco con Carmen Savin, cuñada de David González y a quien le dieron la base vía “fast track” y que levantó inconformidades.

“Lo trajeron porque es protegido de Carmen Savin, es su tía, pero realmente no es una persona que estuviera verdaderamente apta para el desempeño de un cargo público. No creo que esté mentalmente sano, a gente como ella deberían de evaluarla y someterla a pruebas psicométricas y de confianza”, expusieron.

“Este tipo quiere golpear a la gente, se burla de ella, y luego el muy hipócrita posa en las fotos con otros cuando hay algún festejo”, expusieron. “Lo mismo hizo desde su llegada con muchos que ya no están: los provocaba para argumentar que fueron despedidos por indisciplinados o violentos. El violento es él”.


Atletas sin alimentos

Otro caso que se dio en los últimos días fue la cancelación de alimentos en el comedor para los atletas que estudian en la Telesecundaria 101, adscrita al CAR y que está ubicada al interior del mismo.

Los estudiantes, todos ellos menores de edad, tenían anteriormente derecho a desayuno y almuerzo en el comedor, lo cual aplicaba tanto para personal internado o que reside en la Villa como para los atletas matriculados con edades entre los 13 y los 15 años, considerados como priorizados y prospectos de selecciones estatales y nacionales.

Pero poco les importó. Si aún no le han pagado los estímulos a los medallistas olímpicos, menos abastecerán las necesidades de quienes están en proceso de desarrollo en los últimos días que les quedan a los llamados “Gonzalistas”.

No hay comentarios.