AL MOMENTO

HOMICIDIO EN PLAZA GALERÍAS PUDO SER POR EQUIVOCACIÓN




 El homicidio doloso del Ingeniero Civil, Juan Carlos Ojeda, pudo tratarse de una equivocación por parte del sicario que lo mató.


El martes por la noche, Juan Carlos Ojeda, ingeniero de 36 años, trabajador de la empresa Avery Pacífico, fue ejecutado de un balazo en la cabeza tras salir del gimnasio en la plaza Galerías, ubicada en el bulevar Agua Caliente.


En primera instancia, usuarios de redes sociales asumieron que la víctima se pudo haber dedicado a las actividades ilícitas por la forma en la que fue ejecutada.


Sin embargo, los encargados de las investigaciones, agentes de la Fiscalía General del Estado, informaron de forma extraoficial que no se han encontrado ningún tipo de indicios que señalen la posibilidad de que Juan Carlos tuviera relación con algún grupo delictivo.




Ante dicha información, una de las líneas de investigación preliminares indican que su homicidio pudo ser una equivocación por parte del sicario.


La hipótesis de fortalece con el hecho de que el responsable del homicidio le disparó por la espalda y no pudo verle el rostro.


En redes sociales, compañeros y amigos de Juan Carlos, así como sus familiares, han externado su impotencia por el atroz delito.


Hasta el momento, la Fiscalía General del Estado no ha revelado algún avance en las investigaciones de forma oficial.

No hay comentarios.