AL MOMENTO

ENGAÑO Y ROBO DE BASES EN EL INDE




Abigail Villa Flores


Como le gusta al patrón. Al más puro estilo del béisbol. El manejador manda las señales a sus jugadores en los senderos. Se puede avanzar con hit o de caballito, pero también robando bases. Hay que ser habilidosos o habilidosas.

El pitcher no debe descuidarse y dicen los que saben que debe tener hasta ojos en la nuca para percibir cuando un bateador que alcanza los senderos busca avanzar de sorpresa. Si no puede tirar a strike, en una jugada rápida, debe buscar el out. 

Debe saber cómo moverse, dos pasos pequeños y sutiles, pero si no lo logra, se lo marcan como engaño: un “balk”, lo llaman los expertos.

Así transcurren los días en el INDE como un partido de béisbol, pero el lugar de jugarse en el campo de los sueños como el de Iowa (el de la película de Kevin Costner que hasta se hizo realidad y se jugó recientemente con transmisión en Fox Sports), se juega en un campo de pesadilla. 

Es un campo enlodado, empantanado, inundado de dudas, dimes y diretes, nepotismo. Con más hedor que alegría. No importa quien se embarre, lo importante es embasarse, aunque no se anoten carreras ni se gane un juego perdido desde noviembre de 2019. 

No hay dinero para los atletas ni las prioridades pero si lo hay para que las y los beneficiarios comiencen  ya a cobrar como parte del sindicato. Uno de los casos más notables es el de la cuñada de “Don David”, Carmen Savin, lo cual ha desatado inconformidad y desilusión entre muchos de los trabajadores que han esperado años por que les respeten sus derechos y acaben con la incertidumbre de no saber qué pasará cuando termina una administración. 

“Ya está cobrando como si estuviera sindicalizada, ya hemos visto en las nóminas lo que le han abonado, o lo que se está depositando, y dice que no hay para los reembolsos de los atletas ni de los paralímpicos ni los especiales”, mencionaron fuentes internas del instituto bajo condición de anonimato y por obvia seguridad.

“Quieren tomar represalias pero ya vieron que hay muchos inconformes. No se vale, porque una directora”, explicaron. Sindicalizados, de planta. “Saulistas” y no “saulistas”, de los que llegaron y los que injustamente fueron separados de sus cargos y estaban en proceso, se han dado cuenta de los atropellos.



“Pa´atrás los fielders”

El caso ha trascendido que hasta llegó a varios medios de comunicación de la capital que cuestionaron al secretario general del sindicato de burócratas en Mexicali, Manuel Guerrero, quien como Poncio Pilato, quiso lavarse las manos; como San Pedro, negó lo sucedido, y como pitcher hizo “balk” frente al “ampayer”.

En el programa “Contacto Nocturno” conducido por Francisco Javier García Villanueva, se le increpó al dirigente burocrático y diputado sobre los casos de Savin, Armando Peralta y Carlos Sarabia. Guerrero argumentó que era sólo “un malentendido”, así nada más.

“En el INDE no se van a regalar bases (...), hay muchos actores políticos y de la política y magnifican cualquier cosa que parezca mala. No se debe una sola plaza al INDE, los trabajadores son los que deciden a quién ponen (...), los contratos son por escalafón (...) era un malentendido”, dijo.

Pero, inmediatamente después repitió: “Nos deben plazas el estado, en el municipio, en varios organismos, por la nueva ley de transición que nos impide basificar gente en los últimos tres meses de administración”. ¿Entonces? Guerrero señala que son notas de morbo. 

Las bases son un derecho para los trabajadores, pero los puestos directivos no son basificables, faltan menos de tres meses y se procedió a darle el derecho a tres de las personas del círculo más íntimo de confianza de González Camacho, sin la antigüedad necesaria, brincándose a personal que lleva hasta once años en espera.


Botín y manzana de la discordia

Antes de que tomara posesión la actual administración en el instituto se amenazó a trabajadores que estaban con demanda que se desistieran si querían conservar su trabajo. Los que no fueron despedidos de inmediato y desalojados por la fuerza.

Quienes por ahora ostentan el poder lo niegan, pero los hechos ahí están.

“Carmen (Savin) ya cobra como sindicalizada, hay pruebas y documentos, lo hicieron desde hace poco, había papeles, nos inconformamos, están cometiendo las faltas que prevé la ley de transición en estado, eran los primeros en pregonar y son los primeros en quebrantarla”, indicaron trabajadores del instituto que se ha visto afectado por las malas decisiones de González. 

“Han asegurado que son bases para Mexicali, que no nos va a afectar tanto, pero ellos quieren quedarse en Tijuana, quieren despachar desde aquí”, dijo otro de los trabajadores bajo condición de anonimato y por razón de seguridad.

“No queremos que se nos perjudique, pero si se queda Carmen es seguro que seguiría protegiendo a sus allegados y a uno de sus sobrinos que trabaja en el CAR, y ese tipo es una de las personas de las que más ha hecho daño aquí, es de los responsables del cochinero que luego dicen que dejó la administración anterior”, agregó.

Estos testimonios hacen alusión nuevamente a Gustavo Gutiérrez de la Fuente, asignado a la coordinación administrativa del CAR en Tijuana, espacio en el que han habido muchos problemas de seguridad y mantenimiento. 

En el caso de esta última tarea la responsabilidad es de Héctor Sánchez (jefe de mantenimiento y servicios generales), hijo de Germán Sánchez Ayón, “responsable” de Promoción e imagen del instituto. Otra muestra de nepotismo.

“Mira muchacha, con Gutiérrez (de la Fuente) en el CAR se han cometido muchas tonterías, por decirlo decentemente, pero estas personas no son dignas de decencia”, explicaron. 

“Ya tuvieron un chivito expiatorio, porque otro muchacho que estaba en la Villa muy cercano a él, fue al que despidieron y se fue con documentos importantes, de adjudicaciones y trámites de uniformes, no sabemos si le dieron la orden o si se los llevó nomás por ardido”.



Inconformes

La inconformidad es tal que los empleados del INDE y trabajadores que llevan años en espera de laudo, los ha obligado a levantar la voz y a querer hacerse escuchar ante el Sindicato de Burócratas y también ante el Congreso del Estado, donde despacha Guerrero, el secretario, también tiene una curul.

“Como los directores no pueden basificarse, tienen que desprenderse del cargo o de ese puesto y despachar con otro nivel, entonces ahora las cartas y oficios que le llegan a Carmen (Savin) tienen que mandarlas ya no como “directora” sino como ‘encargada de despacho’”, indicaron los afectados.

“Lo hacen porque supuestamente no quiere incurrir en irregularidades, pero ya las cometió desde mucho antes”, recordaron. “Originalmente iba a estar en Contabilidad, o ahí estuvo, después cuando dicen que cacharon a Iván (Ayala, el antiguo Director Administrativo) en malos manejos, lo despidieron y le abrieron el camino a Carmen para hacer y deshacer en cuanto al recurso”.

Una de las últimas ha sido el no autorizar o proceder con los reembolsos solicitados por los atletas especiales y de deporte adaptado que estuvieron en procesos previos al ciclo paralímpico. No se pudo participar en todas las actividades y esto afectó las aspiraciones de muchos de ir a los Juegos de Tokio además de la pandemia.

No hay comentarios.