AL MOMENTO

CUMPLE HOSPITAL GENERAL DE TIJUANA 39 AÑOS DE INICIAR OPERACIONES


Este 12 de agosto se cumplen 39 años desde que el Hospital General de Tijuana (HGT) inició sus funciones al servicio de la población más vulnerable, y sus autoridades resaltaron las mejoras continuas que se están llevando a cabo para brindar el mejor servicio de salud.  

 

El Director del HGT e integrante de la primera generación de trabajadores de la unidad, Alberto Reyes Escamilla, destacó la contribución que realiza el nosocomio en el cuidado de la salud de la población más desprotegida, como son aquellos en condición de calle, migrantes, deportados o sin otro tipo de derechohabiencia médica. 

 

Indicó que, gracias a la contribución de los gobiernos federal y estatal, se han invertido más de $100 millones de pesos en el suministro e instalación de aires acondicionados en los servicios de hospitalización, en la sustitución del Cuarto de Máquinas y en la instalación de la resonancia magnética. 

 

Reyes Escamilla mencionó que han logrado otras mejoras importantes en la infraestructura del hospital, como la remodelación del estacionamiento interno, la modernización de los elevadores, la instalación de mobiliario, bajas de material hospitalario deteriorado -que se encontraba en el sótano y en pisos- y la impermeabilización de azoteas.  

 

“El deseo más grande de esta gestión es hacer de este hospital ¡El mejor del estado! aunque ya lo es, gracias al profesionalismo y calidad humana de su personal”, expresó. 

 

Por otro lado, el director de la unidad indicó que, al ser un “Hospital Mixto o Híbrido”, actualmente se mantiene trabajando en la lucha contra la pandemia por COVID-19, además de iniciar paulatinamente con el funcionamiento de otros servicios médicos, como cirugía y algunas urgencias médicas.  

 

“En 39 años de servicio he sido testigo de la evolución del Hospital General de Tijuana y del gran compromiso de los trabajadores de salud. Hemos enfrentado retos sociales, económicos, culturales e incluso en materia de seguridad, sin embargo, seguimos trabajando con la filosofía de vivir para servir. No somos héroes, somos apóstoles de la medicina”, concluyó Alberto Reyes Escamilla.

No hay comentarios.