AL MOMENTO

ATROPELLOS DE ALTO RENDIMIENTO




Adriana Cruz Toledo

Han terminado los Juegos Olímpicos. La actuación de México fue acorde con su realidad. Muchos lugares. Sólo cuatro medallas. Todas de bronce. Si hay algo que agradecer por que el país no se fuera en blanco, hay que agradecérselo a los institutos deportivos de cuatro estados: Jalisco, Sonora, Baja California Sur y Baja California. 
De esta última podemos decir que aportó una y media para casa y otra más de exportación por el hecho de que Alejandra Valencia (Sonora) y Luis Álvarez (BC) ganaron la primera en tiro con arco por parejas mixtas. 
Aremi Fuentes, nacida en Chiapas, pero “emigrada” en el Valle de Mexicali dió la otra para convertirse en una de las pocas que han ganado en Juegos Olímpicos Juveniles y en Mayores. Lo hizo en Singapur en 2010 (cuando vivía en Chiapas) y lo volvió a hacer en Tokio.
La medalla de “exportación” la obtuvo Gabriela Schloesser, recibida primero por las autoridades municipales de Holanda; por el Comité Olímpico Holandés en un festival especialmente dirigido a deportistas de su país de adopción y, finalmente, por los Reyes Guillermo y Máxima, de los Países Bajos. 
“¡Hay niveles!”, dice el dicho.
El dicho popular se aplica si nos damos cuenta que la recepción y felicitación que encabezó el gobernador Jaime Bonilla tardó varias semanas. En una de las fotos oficiales quisieron jugar con una composición en la que a fuerzas tenía que notarse un portarretrato con la foto de Bonilla acompañado del presidente López Obrador.
Los atletas estaban de fondo o en segundo plano.  
¿Qué habrán querido decir con ésto?

Indiferencia con paralímpicos
Mientras “don David” y su cuñada repartían los cheques (que esperamos tengan fondos) para los seleccionados olímpicos y sus entrenadores, y desde luego, a los medallistas, en la capital del estado siguen las inconformidades.
Y éstas no sólo son en relación al tema de las becas, también están relacionadas con la falta de atención a las y los atletas. Recientemente, la paralímpica Tania Jiménez se vio afectada y no se quedó callada ante las irregularidades.
De acuerdo con una entrevista publicada por Televisa Mexicali, la deportista internacional que ha ganado podios para el país y para el estado manifestó su inconformidad ante la negligencia de la Dirección Administrativa del INDE por no entregar reembolsos ni mucho menos apoyarla en necesidades logísticas.
“Tenemos las autorizaciones de pagos y la contadora no nos ha autorizado a mí y a varios atletas, porque nos hizo saber que hay muchos rezagos de reembolsos atrasados y no sólo de ahora, sino de varios meses”, indicó al Canal 4 del medio capitalino.

Falta de sensibilidad
“Baja California siempre se ha caracterizado por tener atletas destacados. No se vale que por una mala administración pase esto”, agregó Jiménez, quien ganó el Premio Estatal del Deporte en 2011, 2012 y 2013. 
“Estuvimos entrenando y al momento que teníamos que pagar la inscripción no la pudimos cubrir, buscamos la manera de conseguir dinero para el boleto del entrenador porque es muy importante”.
En dicho apoyo, se prescindió de las atenciones al entrenador, teniendo que cubrir los gastos del mismo por su cuenta y ante la necesidad de reponer esos gastos, la Dirección Administrativa del INDE se ha negado a pagarlos.
“Dijeron que eso no lo podían pagar”, explicó. Aún así, la medallista internacional resaltó también: “Me deben mi beca de hace seis meses, y 34 mil pesos de reembolso. Lo metimos en el mes de junio, cuando terminamos las participaciones”.
Este es otro atropello, no se sabe si por negligencia o ignorancia de Gonzalez Camacho y compañía, principalmente de Carmen Savin, consentida con la deseada base sindical, pero con nula sensibilidad en torno a las necesidades de los atletas convencionales y sobre todo los especiales.
En el caso de Tania se trata de una atleta paralímpica, finalista en los Juegos de Londres 2012, además de campeona Parapanamericana en Guadalajara y ganadora de un Premio Estatal del Deporte, por sus logros tanto en pista como en campo, y entrenada en su momento por Miguel Portal, fallecido hace un año por motivos de la Pandemia.
Fuentes cercanas al instituto han señalado que en varias ocasiones, atletas especiales y para-atletas han solicitado apoyo en transporte y la administración del instituto no les ha dado resultado afirmativo. 

Los hombres grises
Todo parece indicar que lo único que saben hacer ciertos personajes como Raúl González y Germán Sanchez, “directores” de Alto Nivel de Competencia y de Promoción e Imagen del INDE es posar para las fotos oficiales.
Esto quedó claro en la comida ofrecida a los medallistas de Tokio y a uno de los jueces olímpicos, quien sólo recibió una placa de reconocimiento. La recepción que hizo el 
De Raúl González, su mayor mérito es haber sido entrenador de las selecciones estatales de Karate. Esto le valió para que le dieran la Dirección de Alto Nivel, en la que se deberían de ver los asuntos relacionados con campamentos, preparación y atención a atletas y para-atletas de primer nivel.
Se rumorea que así como le regalaron la dirección de alto nivel sin tener méritos, lo querían dejar como encargado de despacho si su tocayo de apellido (David González) se iba del INDE a finales del año pasado. Todo quedó en “run-run”, pues “Don David” sigue aferrado al obsequio de su compadre el gobernador como si fueran cinco en lugar de dos años (o dos meses y medio, que les quedan).

No hay comentarios.