AL MOMENTO

EL INDE EN 3 Y 2: AVALANCHA EN PRIMAVERA



Por: Adriana Cruz Toledo



No pasaron 24 horas de la decisión de no participar en los Nacionales  cuando repentinamente padres de familia y atletas se manifestaron en las afueras del Centro de Alto Rendimiento en Tijuana.

Algunos medios buscaron hablar con David González, titular del INDE, y personal administrativo argumentó que no se encontraba en la ciudad, que había ido a Mexicali.

Pero, misteriosamente, la lujosa camioneta salió del estacionamiento de funcionarios y los quejosos le pusieron una barricada atravesando automóviles en la vía de salida y acceso al circuito universitario.

El grupo se atravesó y por un largo tiempo le impidió el paso para increpar. De manera defensiva y con escasos argumentos el servidor del estado trató de esquivar los cuestionamientos y sacó su teléfono  para tomar fotografías de los manifestantes.

"Déjenme verlo con las gentes adecuadas", respondió. 

"¿Y qué nosotros no lo somos?", dijeron padres y atletas.

Medios como Televisa por conducto de Rodrigo Peguero estuvieron presentes para recoger impresiones en una transmisión que de hecho se prolongó durante poco más de media hora a través de redes sociales.

El suceso se viralizó y mediatizó provocando que inclusive en otros municipios se convocara a manifestaciones y marchas como en Mexicali  para este fin de semana. 

Los reclamos en Tijuana no se hicieron esperar. Entre los dimes y diretes, le recordaron a 

González que le habían quedado grandes los zapatos de la administración anterior.

Fiel al estilo, dijo "no me hablen del pasado", pero cuando le recordaron del desorden y abandono de las instalaciones sacó a aflorar el argumento "cuatroteísta" en el que aseguró que "así las recibió" y ahora sí hablo del ayer.

Pero la historia no empieza ni acaba aquí. Es como una bola de nieve. El equipo que asesora a González Camacho adolesce de visión y también de tablas para afrontar una crisis que ya fue más allá de los límites del estado más alejado de México.

Su primer vocero duró alrededor de 10 meses y era cercano a Freddy Lugo. Llegó pregonando innovación como venta de humo y brilló por su nula y escasa creatividad. 

Casi al mismo tiempo, tuvieron en el área de mercadeo a otra persona  muy cercana al ex Gobernador Kiko Vega, quien es más, trabajó como responsable de redes sociales con el otrora mandatario panista, pero sólo duró tres meses y al parecer encontró acomodo en otra dependencia.

En el área de proyectos especiales, llegaron personajes que habían propuesto como programas novedosos crear literalmente una liga de "carreras de carretillas" (sic).

Muchos especialistas con años de experiencia internacional fueron dados de baja y desalojados arbitrariamente por personas que se consideran intocables como el administrador del CAR, Gustavo Gutiérrez de la Fuente; el jefe de mantenimiento, Héctor Sánchez, hijo del publirrelacionista del INDE, o la encargada de recursos humanos, Kenia Hernandez. 

 

 


La actual directiva declinó ir a los Nacionales aunque González aseguró que se reunirá con padres de familia para llegar a un acuerdo. Sin embargo, la aparente calma que había en el CAR de Tijuana parece río revuelto no desde ahora.

En otros tiempos se contaba con una Contraloría Social o Ciudadana que analizaba las decisiones a tomarse por parte de la Dirección General y sus Direcciones y Jefaturas de Departamento.

Este fue durante varios años un ejercicio democrático muy pesar del autoritarismo de administraciones anteriores, pero sustentado en los resultados y la distribución de recursos.

Hoy, en plena pandemia , las instalaciones lucen insalubres y si se buscan registros de lo que fue la labor de la contraloría social es como buscar una aguja en un pajar. 

Archivos y documentos figuran regados por doquier. Hace algunos meses, aseguran empleados, a espaldas de la Villa y el Campo de tiro con arco se encontraba un gran basurero.

Carpetas con documentos y archivos de comprobaciones, contratos, adjudicaciones y licitaciones, bitácoras de eventos, acuerdos, facturación, todo arrumbado.

En 2020 el recurso para uniformes de cara a los Nacionales y las competencias de su ciclo, ya había sido adjudicado e inclusive se hizo una presentación meses atrás con los nuevos diseños

Según una investigación publicada por el Semanario Zeta, el instituto compró por adjudicación directa con un monto superior a los 4 millones de pesos, en uniformes y suplementos alimenticios a empresas que no tienen registro ni en el IMSS ni en el RPPC.

Lo sucedido el jueves por la tarde noche en las inmediaciones del CAR es sólo la punta de un pestilente iceberg. La gente, la comunidad deportiva, esa que alguna vez estuvo representada en los ejercicios y las asambleas de los Comités de Contraloría Social, no quiso quedarse callada. 

Del responsable de las Relaciones Públicas del INDE, ni para adornar, ni tampoco sus luces. Tal parece que la bola de nieve del jueves por la noche se había convertido en una avalancha en plena primavera

No hay comentarios.