AL MOMENTO

INSOMNIO Y DEPRESIÓN, MALES QUE PODRÍAN ESCONDER UN PROBLEMA MAYOR


El insomnio y la depresión pueden estar más relacionados de lo que se piensa, en conjunto y de forma recurrente, podrían dar origen a un problema de salud que requiere de tratamiento o asistencia psicológica.

La doctora Melisa De la Torre Acosta, supervisora del Centro de Apoyo y Orientación Psicológica (CAOP) de CETYS Universidad Campus Tijuana, reiteró que, tanto el insomnio y/o cuadros de depresión han prevalecido durante el confinamiento para muchas personas. 


Estos síntomas en ocaciones vienen acompañados de sensaciones poco o nada placenteras como la angustia, el temor, la culpa o tristeza y trayendo así un trastorno depresivo persistente.


“Cuando una persona, además del insomnio y de melancolía, experimenta poco apetito o sobrealimentación, insomnio o hipersomnia, poca energía o fatiga, baja autoestima, falta de concentración o dificultad para tomar decisiones y sentimientos de desesperanza, se puede pensar de un posible caso de Distimia o trastorno depresivo persistente”, puntualizó la especialista.


La también académica de la Escuela de Psicología de CETYS Universidad Campus Tijuana, explicó que la distimia se caracteriza por un cuadro depresivo leve para algunos, pero al ser persistente y crónico, podría necesitar acompañamiento profesional para la persona afectada.


La doctora Melisa de la Torre, advirtió que la falta de tratamiento y atención psicológica, tanto a la depresión como al insomnio, podría desencadenar problemas significativos en el deterioro social, y por ello, requerir de un tratamiento más prolongado, a fin de evitar que incapacite a la persona en sus actividades de la vida diaria.


LAS SEÑALES DE LA DISTIMIA

  • Pérdida de peso sin hacer dieta o aumento de peso.
  • Insomnio o hipersomnia (dormir en exceso).
  • Agitación o retraso psicomotor casi todos los días.
  • Fatiga o pérdida de energía.
  • Sentimientos de inutilidad o culpabilidad excesiva o inapropiada.
  • Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse.
  • Pensamientos suicidas recurrentes.
  • Dificultad para iniciar o mantener el sueño o problemas para volver a conciliar el sueño después de despertar.


Actualmente el Centro de Apoyo y Orientación Psicológica (CAOP) continua ofreciendo servicios de atención y orientación psicológica a la población. Para ello, pone a su disposición su número telefónico; 664 903 38 00 ext: 2450.

No hay comentarios.