AL MOMENTO

Da positivo a COVID-19 y celebra campeonato de Serie Mundial



Justin Turner celebró sin cubrebocas al lado de un sobreviviente de cáncer 


Luego de que Dodgers se coronara este martes en la Serie Mundial de 2020, gracias a una destacada actuación de los mexicanos Julio César Urías y Víctor González, el antesalista Justin Turner apareció en el campo del Globe Life Field para celebrar junto a sus compañeros.

Aunque en cualquier circunstancia esto hubiese sido lo esperado, en el caso de Turner sus acciones han ocasionado polémica debido a que el pelotero había sido retirado del encuentro en la octava entrada tras haber dado positivo a la prueba de COVID-19.

La MLB había dado la instrucción al jugador de 35 años de mantenerse en aislamiento, luego de haber recibido una prueba con resultado inconcluso durante el segundo episodio del Juego 6 y una segunda con la confirmación del positivo en la octava, sin embargo Turner hizo caso omiso a las recomendaciones. 

En el inicio de las celebraciones por la victoria de 3-1 que Dodgers consiguió a costa de Rays, Turner no apareció en el terreno de juego y fue hasta el momento de la foto grupal que el pelirrojo ignoró a los elementos de seguridad y regresó al campo.

Turner se colocó al costado izquierdo del manejador Dave Roberts, quien en 2011 superó un Linfoma de Hodgkin, un tipo de cáncer que ataca el sistema inmunológico, sin portar un cubrebocas; besó a su esposa, abrazó a sus compañeros de equipo y sostuvo por momentos el Trofeo del Comisionado.

Este fue el primer campeonato de Dodgers en 32 años y el séptimo en su historia. En las últimas tres semanas, los jugadores se habían mantenido aislados en un resort ubicado en Irving, Texas, desde donde solamente salían rumbo al Globe Life Field y de regreso al hotel, por lo que no está claro donde pudo haberse contagiado el pelotero.

No hay comentarios.